Skip to content

Los jueves, relato. Arte paralelo.

23 Novembre 2012

ARTE PARALELO.

..

Recuerdo muy bien esa tarde en que, sentados en una terraza frente al mar, empezamos hablando de amor y acabamos hablando de tu vida. En realidad, me contaste por enésima vez tu teoría, tu obsesión: alguna vez en tu pasado habías decidido que tenías que convertir tu propia vida en arte, mejor dicho… en Arte con mayúscula.

Habías empezado ya de pequeñita, logrando que tu abuelo te enseñase a jugar al ajedrez  muy a pesar suyo, ya que “Este no es un juego para niñas”, te había advertido muy seriamente. Aprendiste pues con la máxima pasión para llegar a ser la mejor ajedrecista de tu escuela, de tu ciudad. A los quince años ganaste dos premios nacionales y a los 17, uno internacional.

En la escuela aprendiste dibujo, pintura, piano, y quisiste además, a costa de malvivir unas jornadas imposibles, seguir unas clases de esgrima y, más tarde, otras clases de equitación. Con cada nueva actividad, a la satisfacción de añadir un nuevo arte a tu vida sumabas la de vencer un nuevo reto. No se trataba de hacer algo por hacerlo, sino de convertir cada disciplina en una pequeña parcela de arte. De sentirte un poco más artista.

Entre sorbo y sorbo de café, lanzaste una mirada al cielo azul que se confundía con el horizonte marino. Algo pasó por tu cabeza y empezaste entonces a confesarme  que te procuraba una inmensa emoción escoger y vestir sólo las mejores prendas, los mejores complementos y conjuntarlos todos, siempre, de la mejor manera posible.

Tu colección de zapatos, vestidos, pantalones y blusas eran piezas especiales. Las mejores marcas y los mejores diseños. Tu abrigo de pieles era de martas cibelinas siberianas. Lo habías escogido entre un montón de bellos abrigos, pero ese tuyo —decías— tenía un color, una textura y calidez únicas.
Tu joyas: anillos, brazaletes, pendientes, colgantes y collares eran los que habías ido comprando en tus viajes a Brasil, Colombia, México, Seychelles, Bali, Australia, Nueva Zelanda… Escogerlas era todo un arte, y llevarlas puestas te convertía en cierto modo en una artista única, inimitable e irrepetible. Sabías que todas las mujeres quedaban prendadas de ellas y que la mayoría las envidiaban, te envidiaban.

Leías los libros que habían recibido las mejores críticas y  los premios más selectos. Podías hacerlo en cuatro idiomas. Realizabas tú misma críticas literarias para una reputada editorial. Y lo más importante para ti: escribirías —ya habías empezado a hacerlo— un libro de cuentos y otro de novelas cortas…

Tu casa tenía la orientación perfecta y disfrutabas del jardín y la piscina al ritmo de las estaciones. Cuatro veces al año viajabas por todo el mundo. En invierno gustabas de disfrutar de las pistas de esquí de Gstaad, en Austria, o las de Zermat, en Suiza. Navidad y  Semana Santa eran sinónimos de viajes a lugares siempre especiales, en busca del arte escondido en iglesias, museos de grandes ciudades o de paisajes exóticos en países asiáticos.

En Europa, Florencia y Venecia te extasiaban siempre por todo cuanto en esas ciudades veías y vivías. Florencia te llevó a la escultura y Venecia a la manipulación del vidrio. Ese taller que compartías en Barcelona con otros artistas, te permitía vivir inmersa en la pintura, la escultura y la creación de objetos de vidrio, explorando técnicas de impresión con laser, y las de utilización de ácidos y arena para conseguir nuevos efectos y diseños.

—“Conoces mis colecciones de fotos, aunque no me considero una gran fotógrafa” –dijiste con un deje de humildad – Y sabes que cocino poco pero guiso algunos platos deliciosos. Quien los prueba, siempre repite.” –añadiste sonriendo…

Habías apadrinado a tres niños y dedicabas unas horas cada semana a una ONG dedicada a atender a personas mayores. Te quedaba muy poco tiempo para practicar jogging en el parque…

Detuviste ahí tu lista de artes y habilidades porque detectaste en mi rostro una mezcla de burlona incredulidad y de admiración. No quise interrumpirte ni una sola vez preguntándote algo concreto o pidiéndote alguna precisión…
Creo que tú  sabías que yo sabía ya casi todo lo que me contabas, y  te diste cuenta de que te habías excedido con esa enumeración de cualidades… Te habías quedado sola hablando sola en voz alta… Hubieras podido preguntarme algo, cambiar de tema, referirte al último sorbo café que se había enfriado por completo en la taza… pero creíste necesario acabar tu monólogo con una boutade:

—Tengo ya pensado mi epitafio, ¿sabes?… “Aquí yace una mujer que decidió convertir su vida en arte. Lo consiguió.”

Eso sí lo cambió todo: ambos soltamos a un tiempo una inmensa carcajada contagiosa e incontenible que duró indefinidamente….

..

Max Le Carré

..

*************

El relato en audio  @Goear

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *  * * * * * * * * *

Enlaces

..

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *  * * * * * * * * *

Anuncis
16 comentaris leave one →
  1. Marta C. permalink
    24 Novembre 2012 10:08

    Hola, Max. Me ha sorprendido un poco el final de tu relato. A medida que avanzabas en esa maratoniana carrera de ser la mejor en todo, creí que ibas a darle un bofetón a esa mujer “perfecta” para devolverla a la realidad. Yo le habría preguntado por ella, por su interior, si realmente era feliz así. No me parece un personaje muy creíble, claro que es todo ficción, pero ma habría gustado que su acompañante le hubiera preguntado pos sus sentimientos, o algo así. Bueno, es tu personaje y el tema del relato así lo requería.
    El relato me ha gustado, a pesar del personaje. A la frase

    “Creo que tú bien sabías que yo sabía ya de sobras todo lo que me contabas,…”

    Le daría un cambio sintáctico, me suena forzada, creo que es solo una cuestión de simplificación.
    Me alegro de que te hayas enganchado a los relatos jueveros, suelen ser temas imaginativos que dan para buenos relatos como el tuyo. Un beso, colega y amigo.

    • 24 Novembre 2012 10:51

      Hola Marta
      ¡Yo no avanzaba! ¡Quien avanzaba era mi amiga!!! NO dudes que toda ficción tiene un punto de realidad y que , algunas veces, la realidad supera la ficción.
      Hasta aquí te puedo contar ;-9
      ¿Bofetón? ¡No se me ocurriría… Ni con un pañuelo de seda!
      Lo de la frase esa, sí, sí … te doy toda toda toda la razón. Sí, a veces se me va la sintaxis al cielo… Tanta razón tienes que ya he ido a cambiarlo.
      Espero haberlo arreglado algo y no lo haya estropeado un poco …

      Gracias por tus palabras siempre inteligentes, útiles, amables y amistosas…
      Lo mismo te mando yo, un besote grande.

      Sani / Max

  2. San permalink
    24 Novembre 2012 21:09

    Dejé un comentario, lo que no se si di a enviar, en fin…lo que te decía es que sí me parece creible y real tu personaje. Hay personas así, que toda su vida es arte puro, todo lo que tocan se transforma, lo embellecen y lo engrandencen.
    Luego hay otras que piensan que poseen ese don y se lo creen, pero eso es otra cosa…
    Me gustó tu texto y como fue tomando cuerpo linea a linea. El final me parece de diez.
    Un abrazo.

    • 24 Novembre 2012 22:06

      Hola San,
      Sí, sí, como ves, ha llegado bien el comentario…
      Y me gusta todo lo me dices en él. Me siento muy honorado con tu puntuación :-9 sin duda algo excesiva…
      Pero es verdad que en conjunto sale un texto pasablemente redondo.
      El contenido… como decía en algún comentario dejado en los blogs de algun juevero quería escapar a esa confesión autobiográfica que nos exigía Gastón.
      Que no, que no, que hay que huir de confesiones y desnudeces vitales… :-9
      Pero bueno, que se abra en canal quien quiera, claro, no faltaría más. Libertad, divino tesoro ! ;-9
      Lo nuestro es ficcionar, mezclando caracteres de personajes y reflejándolas en situaciones y reacciones varias, observadas acá y de allá…
      Lo dicho, gracias por tu visita y por tus agradables palabras. Será que me miras con buenos ojos…
      Doble Muac !

  3. 25 Novembre 2012 3:07

    jajaja… que gran historia… está espectacular…. te agregué tarde a la lista… no te había visto, es un error de mi parte… es la segunda vez que soy anfitrión! ya estás agregado igual y avisé a todos que ya estaba la lista completa… un saludo y gracias por tu aporte a este jueves… me resultó de lo más agradable! un abrazo!

    • 29 Novembre 2012 0:37

      Hola Gastón,
      Tuve un problema con tu comentario. Lo rescaté de la papelera donde no sé por qué razón había ido a parar.
      Gracia por tus palabras.
      Nunca es tarde si al dicha es buena ;-9
      Has ta pronto.
      ¡Gracias de verdad por tu coordinación!

  4. teriri permalink
    25 Novembre 2012 10:11

    Yo también pienso que se estaba excediendo un poquito en tanta perfección artística,me ha resultado un poco cargante y prepotente, pero haberlas haylas, es como las meigas jajaja
    Como personaje, buenísimo, el relato me ha gustado mucho y el final más.
    Un beso!

    • 25 Novembre 2012 11:20

      Hol Teriri,
      Gracias por tu visita y tus palabras.
      Bueno, yo no conozco más que a una con esas características… ese carácter de ficción que me he inventado… mezcla de otros tantos caracteres no tan ficticios y más reales… y todos impecables…

      Todos los excesos son malos, ¿verdad?
      Por eso se quedó sola hablando sola al aire … hasta que volvió a bajar de sus ensueños a la realidad…

      Tout est bien qui finit bien, dicen los franceses… Y creo que tienen toda la razón.
      ¡Si el final es bueno, cualquier ralato, por malito que sea …. está salvado!
      Pero no es fácil conseguirlo.
      Me alegro mucho pues si te gustó.
      Muac.

  5. casss permalink
    25 Novembre 2012 18:14

    Por cierto que tanta perfección y “completud” da para sospechar,pero como personaje está de maravilla. El relato se lee, casi que se devora, tratando de llegar al final, el que nos sorprende y nos deja compartiendo esa carcajada, que de verdad dura indefinidamente, ya ves…
    Me gustó oirte leerlo luego y conocer tu voz.
    Este jueves ha sido como dice Gustavo en su cierre: a todo volumen. Todo un lujo!!! (como los que supo darse esta señora….)

    Un beso, Max.

    • 25 Novembre 2012 21:40

      Hola Casss,

      Bueno, con todo lo que me dices me quedo chulo como un cuatro :-9
      Me gusta que te haya gustado, claro… aunque sé que exageras un poquitirrín.

      Y si le tienes envidia a mi amiga artista total (apócrifa) , no tienes más que empezar a seguirle los pasos. Empieza por donde te parezca más fácil… ;-9

      Sí, coincido contigo con la idea que Gastón tuvo el acierto de proponer la idea de añadir audio y/o del video que van a marcar un antes y un después en la historia de los relatos jueveros.

      Tanto halago te merece un
      Super Muac,

  6. 25 Novembre 2012 19:31

    Buen personaje y real, aunque hay opiniones para todos los gustos.
    Un abrazo.

  7. 25 Novembre 2012 23:50

    Es curioso que una persona tan cultivada y con facilidad para realizar sus inquietudes artísticas necesite reafirmarse ante el resto… no sé no lo veo. Arte con mayúsculas, dedicación si, pero el Arte es mucho más que sentirse reconocida es algo que nace de dentro, en el que existe el error que te hace crecer, tesón para seguir e ilusiones para emprender, cuando todo es tan automático puede que solo sea eso, una producción en cadena. Lógicamente es solo mi opinión…

    Ahh, por cierto, te escuché también. 🙂

    Besos

    • 26 Novembre 2012 0:22

      Hola Nieves,
      Si, bueno, pero fíjate que si no nos lo cuenta… no hay relato… ;-9 !!!!
      Veo a mi personaje como una persona que lleva a cabo una “QUÊTE” / “Quest ” personal, como antaño hacían los caballeros… en búsqueda de un ideal difícilmente alcanzable… pero heroico en su realización…
      Algo así como eso que dice Galdeano : que la utopía sirve para caminar, para avanzar…
      Pretender convertir la propia vida en obra de arte no es sino pura utopía, pero por lo menos sirve para acercarse a ella…

      Ya sé, ya sé, sonar sí suena, pero suena de aquella manera… con micro incorporado, voz griposa… La grabación es deficiente… pero es lo que hay :-9
      ¿Cómo me tomo el icono de la risita?
      Gracias por tus palabras.
      Muac

  8. 26 Novembre 2012 9:35

    Un personaje que es la perfección en si misma. Una vida plena y llena de proyectos, ideas e inquietudes. Pero siempre queda la pregunta definitiva. ¿Le da tiempo para vivir?, en ningún momento en el estupendo relato se habla de que esta mujer, decicida y emprendedora, tenga una familia, una pareja, alguien a quien entregarse a si misma . Igual en la carcajada final de la pareja se asome un cambio de postura y después de haberlo conseguido todo y probado todo,todo tipo de artes y vivencias, se decida por fin a vivir y a compartir.
    Estupendo relato Sani, me ha gustado mucho, se lee de carrerilla y con mucho interés. Y me gustó mucho escucharte también.

    Un abrazo

  9. 26 Novembre 2012 10:01

    Hola José Vte.,
    Gracias de verdad por tus palabras.
    Bueno el tema de fondo que planteas da no sólo para una página sino para un largo relato… que ya se leería con otro ritmo…

    Como lo que planteas es serio e interesante me entran ganas de contarte un montón de cosas, pero entenderás que no lo haga aquí en el marco de la respuesta a un comentario…
    Lo que te puedo contar es que en la mezcla de caracteres de personajes femeninos que he utilizado, todas ellas viven vidas plenamente volcadas hacia sus parejas o hacia otras personas… no son en absoluto personajes encerrados en sí mismos… te aseguro que viven y comparten…

    El final… ahí me veo yo un poco retratado, hablando a veces sin parar, como haciendo un discursito al aire, olvidando un poco que estoy al lado de alguien… hasta que algo o mi interlocutor, con una palabra o con un gesto me da a entender que “ya vale”, que baje de la nubes, que pare de enrollarme :-9 que le mire a la cara y a los ojos…

    Ya ves.. la deconstrucción de los relatos es un mundo por explorar…
    Pagaría una pequeña fortuna por conocer exactamente la fuente de la que brota un relato, saber luego cómo y porqué evoluciona como evoluciona, de qué mezcla de personajes salen algunos personajes, que relación tienen con el autor, y cómo decide uno acabar como acaba su relarto: si ha escogido entre varias opciones (y cuáles son esas opciones) o si se ha impuesto como opción única…
    Ver los retoques realizados después de la/las relectura/s… Todo eso y más…
    Ya me entiendes …El making of del relato, vaya…
    Eso sería también tema para un relato? :-99

    Insisto, tus palabras me reconfortan y me animan. Gracias. No seguimos leyendo.
    Un abrazo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: